JOSE
LUIS SANGUINO

Director  y profesor de Yoga Iyengar en Yoga Space.

Antes de comenzar a narraros mi andadura en el Yoga quiero agradecer
a Juana, mi pareja desde hace más de veinticinco años y con la que
comparto dos hijas ya mayores de edad, el impulso que me dio para
iniciarme en esta disciplina.
Comencé a finales de los noventa y siempre he sido fiel al mismo estilo:
el método Iyengar, que he aprendido desde entonces en el Centro de
Yoga Iyengar Madrid-Sol, bajo la tutela de su director Patxi Lizardi.
A comienzos de los años dos mil pasé al nivel IV, el más alto como
practicante, además de participar durante cuatro veranos completos e
ininterrumpidos en los correspondientes intensivos, llegando a
profundizar bastante dentro de este método de Yoga.
Con cierta frecuencia he asistido también a distintas convenciones en
donde he podido recibir la enseñanza de diversos profesores y maestros,
tanto de India (Pune) como de EE.UU.
Para mí, el Yoga es un camino espiritual en el que a través de un trabajo
con el cuerpo, la respiración y la mente conseguimos conectar con
nuestro verdadero Ser, no importa nuestro punto de partida, para eso
B.K.S. Iyengar desarrolló apoyos que lo hacen más asequible (mantas,
ladrillos, cuerdas, espalderas….).
De ahí que doy muchísima importancia a la escucha interior, para que
desde ella podamos ir soltando nuestros nudos y bloqueos, y así
acercarnos a esa conexión.
Personalmente yo veo mucha belleza en el Yoga.
A lo largo de mi práctica me he ido dando cuenta de la importancia de
tener una actitud atenta hacia el alumnado, por lo que siempre intento
adaptarme a vuestras posibilidades y daros opciones si hay alguna
postura que en un momento dado no podéis hacer.

He creído interesante completar mi formación con algunas disciplinas
más occidentales, para “ver” también desde “este lado”:
– Osteopatía estructural (en Thuban);
– Osteopatía Craneosacral (en el British College of Osteopathic
Medicine);
– Reflexokinesia (RK, con Fernando Maldonado Ramos) que es una
kinesiología basada en la neurología funcional;
Os animo a que echéis un vistazo más detallado en la sección
“Técnicas”, con especial cariño al apartado “Integrarse”.
Por último, pero no por eso lo menos importante, deciros que estoy muy
contento de formar parte de esta escuela de Yoga y Meditación con
todos sus profesores, y de la que soy director junto a Beatriz desde el
año 2016.
Es un lujo haber encontrado un lugar en el que poder realizar,
expresarme y compartir lo que desde el cielo se me ha dado.