Enlace a blog Enlace a Facebook
Logo Yoga Space
diamante Yoga Space diamante Yoga Space diamante Yoga Space diamante Yoga Space diamante Yoga Space diamante Yoga Space diamante Yoga Space
Avenida de España, 51. Centro Comercial El Zoco. Majadahonda 28220
670 96 18 08 | info@yogaspace.es

 

Somos

Beatriz Gómez Medina

Beatriz Gómez Medina
Profesora de yoga diplomada por A.I.P.Y.S., Asociación Internacional de Profesores de Yoga Sananda. Fundadora y profesora de Yoga Space®.

El 9 de septiembre de 2009 tuve la gran suerte de abrir las puertas de Yoga Space, esta hermosa escuela de Yoga.

7 años más tarde la vida me trajo un regalo inesperado e increíble: a mi socio, José.

Hoy tenemos la suerte de recibir en este espacio a maravillosos profesores, alumn@s y colaboradores.

El Yoga es una revelación a cada instante, un privilegio, es pura medicina que mantiene mi asombro ante la belleza y la perfección de lo que realmente somos, de lo que la vida Es. 

Cuando tenía 24 años asistí a un curso de yoga para principiantes. Nadie me había hablado del yoga. Creo que las cosas que nos pertenecen nos llaman, y acudimos sin saber por qué. Sin embargo, esa primera vez me sentí desconcertada, como nos sentimos todos cuando empezamos algo nuevo. 

En aquel momento, yo me dedicaba a la producción de televisión, un trabajo apasionante y estresante. En ese escenario buscaba el yoga para estar bien. Y a la vez que me entregaba a mi trabajo, sentía un fuerte anhelo por dedicarme a otra cosa que aportara bienestar a las personas.

Años después, siguiendo esa llamada, decidí formarme como profesora de yoga. Y “por un azar que no busco comprender”, el lugar dónde empecé mi formación, Yoga Center, ocupaba exactamente el mismo espacio en el que tiempo atrás yo había trabajado como productora para Universal Studios. 

Con la intención de dedicarme al yoga, decidí dejar mi puesto de trabajo, después de 16 años en una profesión gracias a la cual he vivido hermosas experiencias y he conocido a personas extraordinarias. Desde ese momento las puertas se me abrieron para enseñar y sigo aprendiendo, estudiando y practicando.

Doy las gracias a las personas que confiaron en mí y que me dieron la oportunidad de comenzar este camino, a la familia y amigos que están siempre ahí y a todos mis profesores, compañeros y especialmente a los alumnos, que son mis verdaderos maestros.

Me siento muy afortunada de poder ofrecer este espacio para compartir y transmitir a otras personas la esencia del Yoga.


 

José Sanguino García
Profesor de yoga y osteópata

Antes de comenzar a contaros mi andadura en la práctica del Yoga, quiero que conozcáis que soy padre de dos hijas, una ya iniciando sus estudios universitarios y la otra más o menos cerca de ellos, y que llevo más de veinte años viviendo con Juana, quien fue en realidad la que me inició en esta aventura.

Aunque hasta hace relativamente poco mi actividad profesional no estaba ligada a esto, siempre me he visto como un buscador, por eso creo que la vida me condujo, en torno a 1999, a practicar Yoga en el centro de Yoga Iyengar de Madrid-Sol, donde he tenido la suerte de encontrar muy buenos profesores, y donde he permanecido unos años en el nivel IV. Además, he participado en cuatro intensivos de verano, dos en Barcelona (nivel I) y dos en Madrid (nivel II). También he estado en diferentes jornadas en las que he recibido enseñanzas de distintos profesores tanto de India como de Europa, dentro del ámbito Iyengar.

Como todos, he ido evolucionando y ahora mismo siento el Yoga de un modo más personal, pero he mantenido siempre tanto en mi práctica como a la hora de compartirla con otras personas algunas cosas para mí de un enorme valor: la preocupación por la adecuada creación de las posturas, el uso de los apoyos y la atención a todo lo relacionado con el ciclo menstrual, la menopausia, el embarazo, etc...

Además, mi inclinación a ayudar a otr@s me llevó a estudiar Osteopatía (en su rama estructural) en la Escuela Universitaria Thuban, y también Reflexokinesia, especialidad que me ha sorprendido enormemente por su capacidad a la hora de recuperar la salud.

Actualmente doy clases de yoga y yoga terapéutico con mucha satisfacción personal, y atiendo a personas con diferentes patologías. Ahora, y como tengo muy claro que es bueno estar bien acompañado en todas las tareas de la vida, el destino me ha llevado a conocer a Beatriz, con quien desde un principio sentí una gran empatía. Ella me ha ofrecido compartir este lugar, Yoga Space, para trabajar juntos y desarrollar esta labor tan interesante y tan emocionante.